¿Sabías que tu cerebro no piensa? ¿por qué?

Tu cerebro no piensa pero te lleva a donde quieras.

Tu cerebro no piensa, piensas tú. Así de simple y complicado. ¿lo aclaramos?

Si tu cerebro te llevara exactamente a donde quieras ¿Qué cambiarías de tu vida? ¿Qué harías? Si esto fuera posible, si tu cerebro te llevara a donde tú quisieras ir ¿Cómo actuaría? Es fundamental que hagas todas estas preguntas y que reflexiones sobre ellas, pues el cerebro no piensa, piensas tú.

Por eso, tu cerebro no entiende muchas cosas que ocurren y este es el motivo por el que cuando una persona está dentro de una mala racha, hasta que no la rompe todo lo que le ocurre es negativo.

Al cambiar la forma de pensar es cuando salimos de una mala racha y nos dirigimos a una situación más positiva y con mejores resultados para nuestra vida.

El sistema de tu cerebro de forma rápida y práctica es así.

Nuestro cerebro opera de la siguiente manera: si vas por una calle llena de gente y hay una farola más adelante con la que no quieres chocar ¿Qué es lo primero que haces? Pensar que no quieres chocar contra la farola, pero ¿Qué entiende tu cerebro? Que hay algo que le estás diciendo, que le llamas la atención sobre una farola; él no entiende que no quieres ir hacia ese lugar, no entiende el “no quiero” porque significa que para no quererlo necesitas querer otra cosa.

Tu cerebro no va a cambiar la atención por ti, en realidad eres tú quien puede elegir qué pensar, es por esto que se forman las fobias. Cuando tenemos miedo a algo o una experiencia nos da miedo y empezamos a repetirlo constantemente nuestro cerebro no entiende un “no quiero” como respuesta, entiende que para ti eso es importante, así, él como fiel servidor, te avisará de todas las oportunidades que tienes de encontrarte con aquello que le repites.

La fidelidad incondicional que tu cerebro tiene por ti

Entonces, es evidente que tu cerebro no piensa pero sí que es muy fiel, pues cuanto más repitas algo él obedecerá, sin embargo, tu cerebro no quiere que lo pases mal, pero si estas insistiendo sobre algo te avisará de todas las posibilidades que tengas de ver eso mismo.

Eso es lo que ocurre cuando ignoramos nuestra capacidad de elegir qué pensar. Nuestro cerebro es lo más sumiso que existe, es totalmente fiel a ti, a como lo eduques, a lo que le digas que dirija su atención él la va a poner.

Cuando logres cambiar la forma de pensar por una más positiva, entrarás en una buena racha, pues estarás viendo el aspecto positivo de las cosas y las buenas personas que tienes alrededor, entonces tu cerebro te dará más porque estás diciéndole hacia dónde tiene que mirar, pero él nunca va a decidir por ti, recuerda tu cerebro no piensa.

Por consiguiente, al elegir qué pensar le indicamos al cerebro a dónde tiene que dirigir la atención y este se encargará de cumplirlo y hacerlo realidad.

Oímos demasiado ruido en nuestro cerebro.

Estamos acostumbrados a escuchar tantos pensamientos y a convivir con nuestro cerebro en piloto automático que pensamos que no podemos hacer nada al respecto, sin embargo, hay algo que quiero recordarte, cambia el “no puedo” por “no sé cómo”.

La mayoría de nuestros “no puedo” son un simple “no sé cómo hacerlo”, al cambiar la forma de pensar harás que tu pensamiento se ponga en marcha para saber identificar los “cómo”; estamos diciendo “¿Cómo puedo hacer las cosas?” no “No puedo hacerlo”.

Para desarrollar nuestra felicidad una poderosa habilidad es  estar convencidos de que nosotros le decimos a nuestro cerebro qué pensar y cómo actuar es. Tú eliges, tu pensamiento sólo te acompaña, así que toma las riendas y reeduca a tu pensamiento en aquello que necesites.

Tu cerebro no piensa, piensas tú.

Con mucho cariño, como siempre, me despido hasta la próxima semana!!

Te invito a compartir en tus redes este artículo o dejarme un comentario!

Davinia García, Especialista en Felicidad
Coaching personal online.
Cuida tu felicidad, eres donde vas a vivir ¡siempre!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Me encantaría que fueras lector de la Felicidad

Al suscribirte a mi Newsletter disfrutarás de mucho más que de contenidos ¡PROMETIDO!

Bienvenido ¡querid@ lector! Gracias por suscribirte a la Felicidad.