Ser especiales por destacar del resto en algo, que se reconozca nuestra marca personal, que nos diferenciemos de nuestro competidor. Pero esto no es solo en la vida profesional.

Ser especiales en nuestra vida personal es ser reconocidos por quienes somos, por que no somos como los demás porque eso que me hace especial es lo que me hace ser quien soy.

Todas estas ideas, frases o pensamientos y muchos más están presentes en nuestras vidas a diario.

ser especiales coach davinia

¿Buscamos ser especiales para qué?

Para ser contratados, para ser ascendidos, para ingresar más dinero consiguiendo con nuestra especialidad más clientes. Lo deseamos para que nos valores, confíen en nosotros. Y por supuesto, es un componente principal en cómo y con quién sentirnos amados.

Debido a nuestros aprendizajes, que son diferentes, a las experiencias que vivimos y personalidad que vamos desarrollando, el ser humano hace lo siguiente:

Ancla diferentes rutas para interpretar si está consiguiendo ser especial según el criterio propio. Una persona puede sentirse especial comprando ropa de modistos españoles y tiendas pequeñas de barrio. Busca y busca por todos lados la moda con la que siente que se representa su imagen al exterior y huye de las marcas de Gran Vía y de los Centros Comerciales. Para que entendamos el concepto de “ser especial”. Tomando sólo este punto de referencia, esta persona se sentirá más especial cuando más pueda alcanzar su objetivo: que su armario esté compuesto de este tipo de ropa.

La ruta es lograr el tipo de ropa que busca, esto le producirá satisfacción y realización. Es su ancla. Si se viera impulsada por un motivo imprevisto, a comprar ropa de las marcas de los centros comerciales no se sentiría especial sino común o defraudada.

¿Qué es ser especiales realmente?

Y es que somos así. Ser especiales es un conjunto de variables psicológicas, relacionales y materiales, unas anclas de referencia que nos van diciendo si cumplimos ese que es nuestro sentir y lo comprobamos con las reacciones del resto.

¿No crees que esto de intentar destacar cada uno según su criterio es felicidad? o ¿es intentar quedar bien con el resto?

Pues depende del punto de mira. Si uno sólo queda complacido con la referencia en: los demás. Entonces se trata de buscar aprobación. Poner el acento en los demás en vez de en ti. Sin embargo si las referencias, esos anclas de que te dicen según los vas cumpliendo que te sientes más auténtico y libre, más generoso y seguro, más tú, brillando más… entonces se trata sin duda alguna de Felicidad.

El mundo de hoy en día busca ser especiales contantemente de un modo, si me disculpan, muy “marketiniano”. El marketing entendido como superficial, como una serie de acontecimientos puestos en Instagram, muchos fans o me gusta pero en el interior poco donde rascar.

Estamos en un momento, y va a más, donde la velocidad se pasó de vuelta, todo lo que deseamos está casi en un chasquido conseguido.

En las reuniones no hay discusiones, porque si se plantea una se acaba pronto:

Pregunta a San Google.

El problema es que la vida, la que merece la pena, se trabaja y se hace esperar.. No está tras un chasquido de dedos, no se ve con claridad ni se alcanza nada más parpadear o soñarlo. Así son las relaciones, los trabajos, las experiencias, el dinero, todo lo que merece la pena. Por que todo lo que merece la pena lograr necesita de esto que hemos llamado: ser especiales. Necesita de tiempo, desarrollo, crecimiento, perseverancia, confianza y decisiones acertadas. Y todo esto es lo que nos hace especiales. Ser nosotros mismos en nuestra mejor versión.

La estrategia par conseguir ser especiales.

En el mundo empresarial parece claro:

  • Un buen producto, que sea adaptable y no rígido en el tiempo.
  • Un buen motivo que vaya más allá de lo inmediato.
  • Una política de marketing alienada con el quienes somos.
  • Autenticidad: que todos los departamentos estén unidos trabajado en pro del objetivo común y todas las acciones externas alineadas: somos lo que ves, lo que ves somos.
  • Un buen servicio o atención al cliente que si no, lo tiene fácil: no te compra.
  • Por último, además de precios y otros complementos: Un slogan que defina quien eres.

Pero en el mundo personal ser especiales no parece tan claro. Vamos a ver si podemos arrojar una luz para aquellos que desean ser más especiales para ser mejores personas y crecer. Y vamos a intentarlo a partir de algo que funciona y se entiende pero en otro plano.

Qué hacer para SER ESPECIALES paso a paso.

ser especiales davinia coach

  • Un buen producto, que sea adaptable y no rígido en el tiempo.

¿Podemos hacer esto con nosotros mismos? Ser un buen producto sería ser una buena persona. Adaptable, es decir que permite cambios por aprendizaje y experiencias a lo largo del tiempo. Una buena persona que está disponible para aprender de la vida y enriquecerse con ella. ¡Vaya marca personal! Eso sería ser especial. La mayoría de las personas detesta cambiar y se resiste a esta adaptabilidad.

  • Un buen motivo que vaya más allá de lo inmediato

Esto principalmente me encanta. Las empresas buscan esos motivos más allá de lo inmediato y para ellas es un esfuerzo. Una bebida – Felicidad, Un móvil parecido a otro cuyo valor más allá es.. piensa diferente. (Mismo móvil, más caro… fans por todos lados)

Pero nosotros no, nosotros tenemos motivos sinceros y poderosos. Todos nosotros que van más allá de lo inmediato. Tus ideales, tu mundo mejor. Por tus hijos, o por tus padres, o por el medio ambiente, o por que creas que todos deben alcanzar sus sueños, o porque creas que las buenas personas deben ser las recompensadas.

Si actuamos teniendo claro nuestro motivo más allá de lo inmediato, somos especiales.
  • Una política de marketing alienada con el quienes somos.

Las empresas estudian qué decir, cómo, cuando, cuánto tiempo, de colores, con qué música. Tu marketing es tu imagen y tu discurso. Cómo hablas y te mueves. Con quien decides pasar el tiempo con personas enriquecedoras o devastadoras. Qué decides pensar y expresar.

  • Autenticidad: que todos los departamentos estén unidos trabajado en pro del objetivo común y todas las acciones externas alineadas: somos lo que ves, lo que ves somos.

Si una persona logra ser auténtica alineada con sus motivos más allá de lo inmediato. Y no una sino, dos, tres, cuatro, no creerías que son ¿seres especiales? ¿no lo serías tú? Es decir, si dices lo que haces y haces lo que dices… ¿cuántas personas conoces así? ¿no las admiras?¿no tienen algo especial? Pensar, decidir y hacer conforme a lo pensado y decidido según tu eres, y lo que quieres.

Alinéate con tu ideal de más allá de lo inmediato y te saldrá más veces de lo que crees.

  • Un buen servicio o atención al cliente que si no, lo tiene fácil: no te compra.

El ser especiales tiene un componente principal: no juzgues, cada persona lleva unos zapatos puestos y no has caminado con ellos. Muchas veces actuamos como si las personas nos molestaran y además las juzgamos sin parar. Destaca por ser especial desechando que los seres humanos son molestos para uno mismo. Algo difícil, verdad? no juzgar?  Trata a los demás con amabilidad es algo que vuelve a estar de moda, por todos aquellos que preferimos o tenemos un motivo más allá que es vivir en un mundo más amable.

  • Un slogan que defina quien eres.

Las empresas se rompen la cabeza con cómo tiene que ser un gran eslogan para una marca: que defina quien eres, atraiga a tu público, sea corto, se tiene que insertar fácilmente en una conversación cotidiana, tiene que empezar con un verbo o un imperativo, n o superar 8 palabras…. Hay departamentos y empresas creativas que se dedican a hacer slogan para las empresas.

Nosotros lo tenemos más sencillo, con sinceridad. ¿Qué te define? ¿De qué hablarías a todas horas sin cansarte jamás? ¿Qué parte de ti si la eliminas tu gente no reconocería que algo lo has dicho o hecho tú? Ahí tienes unas cuántas ideas.

El mío es sea como sea…encontremos la forma de desarrollar felicidad, cuando más sencilla y duradera, mejor. Y eso me lleva a desarrollar con ideas muy complejas formas simples de transmitirte hoy, si quieres se especial, puedes.

Ese es mi leitmotiv.

No necesitamos ser grandes para ser los más grandes, ni tener grandes aspiraciones, podemos creer un mundo mejor para nuestros hijos y eso nos hace mejorar para darles lo mejor, las mejores herramientas y consejos.

A fin de cuentas en ser especiales cuenta, siempre, el corazón.

Con cariño,

Davinia.

¡Te invito a compartir en tus redes este artículo o dejarme un comentario!

Davinia García, Especialista en Felicidad
Coaching personal online.
Cuida tu felicidad, eres donde vas a vivir ¡siempre!

 

Las fotografías utilizadas en este artículo son de Optimismo Emociones del Cuidador, y de Está bien ser diferente.

Mi recomendación de hoy Éxito Inteligente, Felicidad Inteligente es ésta.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Me encantaría que fueras lector de la Felicidad

Al suscribirte a mi Newsletter disfrutarás de mucho más que de contenidos ¡PROMETIDO!

Bienvenido ¡querid@ lector! Gracias por suscribirte a la Felicidad.