Los obstáculos sentimentales son aquellos que nublan tu juicio.

Sentimientos que impiden que seas tú mismo y que tomas las decisiones que necesitas.

Sentimientos que desequilibran tu felicidad y tu capacidad de liderar tu vida.

Recuerda que si el artículo te gusta ¡No te olvides y COMPÁRTELO!

La razón de ser de este artículo es que  aprendas a reconocer los 6 obstáculos personales que limitan tu vida. Y los obstáculos no son racionales, racionales son las explicaciones que nos damos. Los obstáculos siempre son en forma de sentimientos. Y los sentimientos…. nos dan o quitan… Felicidad.

Sólo los sentimientos tienen la fuerza de arrasarnos, de invadirnos, de hacernos pelear hasta el fin de nuestras fuerzas o de “volvernos incapaces” ante algo.

Por este motivo es tan interesante este artículo.

¿Tienes ganas de averiguar cuáles son?  ¿Qué te parece si vamos directos al grano?

Estos son los 6 obstáculos sentimentales que condicionan tu vida personal hasta convertirla en pequeñita y llena de sufrimiento.

1. El temor/miedo.

Una situación de peligro es real: tu puedes encontrarte frente a un oso, y eso es una situación de peligro real. El temor y el miedo sólo están en tu cabeza. El que teme no arriesga. Si no arriesgas no haces nada. Sino haces nada te quedas sin lo que deseas para ti, para los demás y para tu vida.

2. El cinismo: o la actitud pesimista de la vida.

Tendemos a hacer caso a la cobardía. Y por eso haces más caso a los pesimistas y alarmistas que critican y no tienen la vida que quieren, ni son las personas que desean ser. Una persona que sí es quien quiere ser y tiene la vida que quiere: no te alarmará, no te criticará, no te pondrá la zancadilla NUNCA. Una persona que considera que ella misma no puede, sí lo hace.

3. La Pereza.

Estás muy ocupado/a para ser quien quieres ser o tener la vida que quieres. Es por eso que, te enfocas en los demás antes que en ti. En realidad esto se traduce en que estás ocupado en evitar ser la persona que deseas tener y alcanzar la vida que te pertenece. La pereza es uno de los mayores y peligrosos detractores de la Felicidad.

4. Los Malos hábitos

Es una consecuencia. El peor hábito es dar a los demás antes que a ti. ¡No quiere decir que no des! Quiere decir que tú no puedes dar todo lo que deseas a los demás, si primero no te das a ti la oportunidad de ser tú tal y como deseas. si tu no te la das… ¿Cómo te la van a dar a los demás? Si tú no eres la persona más importante para ti… ¿porqué si para el resto de la humanidad? Total, sin ti, no puedes vivir. Tómate en serio este punto. Mi experiencia profesional demuestra que más del 90% de las personas que necesitan impulsar su vida y quieren aumentar sus niveles de felicidad personal y sentimental…”dan todo” y a “ellos nada”. No cometas este error.

5. La arrogancia.

El arrogante es: el ego más la ignorancia. Yo me declaro sabedor de la vida. Me declaro sabedor de lo que debo hacer con mi vida para tenerla como quiero y me declaro sabedor de quien soy, no me digas tu lo contrario. Cuando en realidad y desde la franqueza, por mucho que digas lo anterior no tienes la vida que realmente quieres ni eres como realmente deseas ser. Es decir, que no sabes cómo serlo, cómo aplicarlo y cómo lograrlo. Por favor, no seas arrogante contigo y con tu vida porque creerás que lo que no sabes (cómo lograrlo) no es importante. Y por lo tanto, no lo alcanzarás.

6. La decepción.

¿Te decepcionas cuando las cosas no salen como esperas? A la gente le suele gustar conformarse con algo a medio camino, o una vida mediocre antes de asumir su responsabilidad consigo, sus decisiones y lo que crea a su alrededor. No prefieras culpar a los demás y quedarte con lo que pudo haber sido, en vez de apostar por lo que tú deseas que sea tu vida, por quien tú deseas ser. La decepción produce abandono, el abandono produce infelicidad profunda. No te abandones y trabajar por tu felicidad.
Fíjate en el gran valor que aporta esto para tu vida y decide deshacerte de tus obstáculos sentimentales, ahora.

 

Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus seres queridos en tus redes sociales. ¡Gracias!

Compartiendo Felicidad desde 2012, Davinia.

Feliz semana a todos.

.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Me encantaría que fueras lector de la Felicidad

Al suscribirte a mi Newsletter disfrutarás de mucho más que de contenidos ¡PROMETIDO!

Bienvenido ¡querid@ lector! Gracias por suscribirte a la Felicidad.