Esta es la reflexión de hoy:

¿Sabemos dar una orden, una indicación y su importancia a nuestros trabajadores?

Como experta en felicidad podría decir que la mayoría de los errores que ocurren a nuestro alrededor en el día a día, son de comunicación.

A veces, pensando que no, vemos como otros ponen cara rara o de poker a lo que decimos. Otras veces ocurre que en la interacción apreciamos que nuestras palabras parecen no ser claras para nuestro interlocutor. Los errores en comunicación se hacen especialmente visibles en dos áreas muy importantes en nuestras vidas:

  • La familia y relaciones sociales cercanas.
  • En el trabajo cuando gestionamos personal.

Al trabajar con equipos a veces nos olvidamos de que el trabajo más importante no es lograr en sí mismo la entregga de un trabajo bien hecho sino comunicar bien para facilitar esa entrega. En la mayoría de las ocasiones pensamos en el qué y en el cómo, pero después no visualizamos, preparamos o incluso nos tomamos el tiempo suficiente para transmitirlo con la mayor exactitud teniendo en cuenta a nuestro interlocutor.

De esta forma, perfeccionando nuestra comunicación, perfeccionamos nuestro trabajo y por ende el de nuestros empleados.

Un error que cometí­ en 2012 al fundar la asociación de coaching que creé: Desarrolla Felicidad, fue querer realizarlo todo sola. Abarcar más de lo que uno puede por sobrecargo de funciones sigue siendo uno de los perfiles que más se ven en el mundo laboral en cuestión de mandos. El problema resultante es la merma de resultados, la facilidad de la aparición del estrés, frustración o impotencia. Sentimientos todos…. que están lejos de contribuir a trabajar motivados y al 100% de nuestras capacidades.

Jefes, encargados, directores y todos aquellos que tenemos personal a nuestro cargo, debemos de tener presente que gracias a nuestro equipo: las cosas salen, y salen bien.

La inversión en conocer a nuestro personal, motivarle y transmitirle nuestro conocimiento y la comunicación correcta del trabajo es primordial. Y, a veces, podemos perder de vista esta gran lección cuando nos vemos absorbidos por el ritmo del día a día.

Conscientes del gran valor del equipo y conscientes del valor de cómo comunicar como ahorro de tiempo en la obtención de los resultados y creación de relaciones más eficientes en el trabajo, os sugiero para ahondar en este maravilloso recurso la PNL: Programación Neuroligüistica como un recurso ideal que tras conocer y practicar os puede dar unos increíbles resultados.

Invertir en el equipo es hacer el camino sencillo y no el complicado.

Un recordatorio para todos, donde por supuesto, me incluyo:

«Busquemos lo fácil y no lo dificil. Construyamos dando recursos y posibilidades para el desarrollo del buen trabajo. Trabajemos pensando en varios resultados: en el de la empresa, en el de nuestros empleados y en el nuestro.

Sintamos motivación y fuerza, luchemos a favor de la comunicación y el crecimiento, pensemos sobre el buen hacer y compartamos felicidad, porque

La vida es demasiado corta como para….  tú decides, para qué.»

Con cariño,

Davinia.

¡Te invito a compartir en tus redes este artículo o dejarme un comentario!

Davinia García, Especialista en Felicidad
Coaching personal online.
Cuida tu felicidad, eres donde vas a vivir ¡siempre!

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Me encantaría que fueras lector de la Felicidad

Al suscribirte a mi Newsletter disfrutarás de mucho más que de contenidos ¡PROMETIDO!

Bienvenido ¡querid@ lector! Gracias por suscribirte a la Felicidad.