Las personas felices son positivas y luchadoras

Las personas felices saben muy bien lo que cuesta serlo.

Por eso: para ser felices eliminan determinadas cosas de su vida diaria.

Las personas felices nunca hacen estas 10 cosas.

Muchos artículos y análisis que se hacen en multitud de blogs, hablan de las X cosas que hay que hacer para ser felices. Pero pocas veces se habla de la perspectiva de lo que nunca hacen las personas felices. Por este motivo creo que este artículo te será doblemente útil.

¡A por ello! ->

1. Nunca eligen ver en su tiempo libre a personas que les contaminan.

Las personas felices son muy recelosas de su tiempo y su bienestar. Por eso se cuidan de elegir a sus amistades y seleccionar buenas personas que, al igual que ellas, también sean positivas y con buen rollo por sus venas. Amigos para lo bueno y para lo malo, con valores de vida y principios similares. Nunca eligen personas que las contaminan, que son contrarias a sus valores y a sus formas de vivir la vida.

¿Esto quiere decir que sean intransigentes? NO.

Una cosa es saber que hay todo tipo de personas en este mundo y respetarlas. Otra es la decisión individual de qué tipo de personas son la que eliges para relacionarte, compartir y vivir momentos de vida.

Las personas felices son muy conscientes de en qué áreas de la vida tienen poder de decisión y control y en cuáles no. Por ejemplo, no puedes controlar quienes son tus compañeros de trabajo, pero sí a quien llamar para tomar un café, sonreir, apoyar, irte de viaje, consolar….

2. Nunca dejan sus decisiones en manos de los demás.

Las personas felices no dejan sus decisiones en manos de los demás. Saben que cada decisión que toman tiene un valor que les acerca o les aleja de su felicidad.

Saben que no decidir sobre algo importante o «no tan importante» puede hacerles un mal, y por ello, prefieren realizar el esfuerzo en decidir.

Un ejemplo claro de esto es que, las personas felices saben decir: «vamos donde tú quieras» y también saben decir «quiero ir a este sitio». AMBAS.

Un ejemplo claro contrario a esto serían las personas que siempre dicen donde ir y/o las que nunca dicen donde ir.

Las personas felices saben que hay tiempo para todo y se puede compartir, no viven apretadas o constreñidas.

3. Nunca se comparan con los demás ni se compadecen de sí mismas.

Las personas felices nunca se comparan con los demás ni se compadecen de sí mismas cuando algo les va mal. Lo que sí hacen es centrarse en su objetivo y en lograrlo. Si quieren apuntarse a clases de cocina, si necesitan lograr dinero para X o Y, si quieren ir de viaje, si quieren un trabajo mejor o lograr uno…. ellas siempre se centran en el objetivo y en lograrlo.

Por este motivo, las personas felices son capaces de alegrarse sinceramente de personas que logran «lo que ellas no tienen» en un momento determinado, aunque ellas no lo tengan y lo quieran para sí mismas.

El ejemplo del novio/a es el más sencillo de ver. Cuando una persona feliz no tiene pareja y la desea, se alegra de que su amiga/o del alma la encuentre y sigue centrada en encontrar su pareja.

4. Nunca luchan contra la vida o las circunstancias

Las personas felices nunca luchan contra lo que ya es.

Imagina que la vida le pone en una situación muy difícil. Con toda probabilidad llorarán pero nunca niegan la situación y se centran en la solución no en el problema buscando más oportunidades y salidas diferentes.

Así, las personas felices aceptan que la vida tiene sus momentos malos, como los buenos. Y que lo importante es que en el juego de la vida, pueden pasarte muchas cosas, pero al final tú decides si niegas lo que ocurre, si quieres resistirte, si quieres luchar contra la vida, o si quieres: buscar tu camino para recobrar la paz y la felicidad.

5. Nunca renuncian a su felicidad

Las personas felices son muy conscientes de que la felicidad es un camino de trabajo y decisión. Saben que las emociones y sentimientos son muchos y no renuncian a ellos, porque ayudan en el camino de la felicidad.

Cuando una persona feliz está en una «buena racha» la potencia y vive disfrutándola en el presente. La extiende a más áreas de su vida y a los demás que tiene a su alrededor.

Cuando una persona feliz está en una «mala racha» se centra en resolverla, disfruta de lo positivo que tiene en su vida y de ella misma, sin renunciar a lo que le hace feliz, y aportando felicidad a los demás que tiene a su alrededor.

6. Nunca hablan de los demás.

7. No culpan a los demás de sus errores.

8. El rencor no tiene cabida en su corazón.

9. No son, para nada, pesimistas.

10. No se quedan de brazos cruzados.

Estas cinco últimas cosas que nunca hacen las personas felices las leí en el artículo que me inspiró a contaros, las que considero las cinco cosas principales que os he descrito líneas arriba. El artículo que explica de la 6 a las 10 está en este enlace.

¿Qué característica compartes tú de estas 10? Coméntamelo dejándome un comentario al final de esta página.

Con cariño,

Davinia.

¡Te invito a compartir en tus redes este artículo o dejarme un comentario!

Davinia García, Especialista en Felicidad
Coaching personal online.
Cuida tu felicidad, eres donde vas a vivir ¡siempre!

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Me encantaría que fueras lector de la Felicidad

Al suscribirte a mi Newsletter disfrutarás de mucho más que de contenidos ¡PROMETIDO!

Bienvenido ¡querid@ lector! Gracias por suscribirte a la Felicidad.