Metas y propósitos: Tres técnicas para el éxito (Parte III)

Metas y propósitos: Hacemos un breve repaso de lo que hemos visto:

Esto es lo que dos semanas atrás te indiqué que aprenderías en esta saga de tres artículos:

  • Por qué aprender a hacer metas y propósitos realizables.
  • Para qué hacer metas y propósitos alcanzables.
  • Cómo hacer metas y propósitos que realmente necesitas.

Ya descubrimos la clave 1: Programación (metas y propósitos realizables parte I) y descubrimos la clave 2: Responsabilidad (Metas y propósitos parte II)

Para completar el círculo y aumentar nuestra felicidad, tras conocer el porqué y el para qué, necesitamos saber cómo hacerlo y para ello hoy te traigo:

Metas y propósitos: Tres técnicas para el éxito (Parte III)

Mi recomendación es que leas los tres y elijas el que más se adapte a ti :

      1. Darle la vuelta a la tortilla a cañonazos:

Imagina un propósito que tengas. ¿Lo tienes? Vamos a trabajar sobre la dieta como ejemplo para que tengas un ejemplo concreto como referencia sobre el que trabajar tus propósitos: Quiero adelgazar 5 kilos.

Pues vamos a hacer el no propósito: Voy a atiborrarme de grasa hasta sentirme mal y horrible. Hay a personas a las que les funciona repetirse esta, a mi juicio, barbaridad, porque les provoca rechazar la comida que no deben comer, y así lograr su propósito. Que es adelgazar. No soy partidaria, de esta fórmula y no es mi enfoque profesional. Sin embargo a quien le motive y le ayude a cumplir sus objetivos en vez de motivarse por tener un cuerpo más sano, por ejemplo. Siempre que le produzca un bien, esta técnica puede ser efectiva para aumentar tu felicidad.

     2. Esconder la tortilla:

Este es tan fácil, a mi modo de ver, como improductivo. Veamos otro ejemplo: Mi propósito es elegir una buena pareja de la que enamorarme y configurar una vida sentimental plena y sana. Mejorar mi posición laboral. Bien, ahora la ponemos en negativo: Me quedo como estoy en lo laboral y en lo sentimental ( a ver si así logro que este año se cumpla)

Esto es lo que suelen hacer personas desencantadas con sus propios objetivos.  Si es tu caso necesitas solucionarlo ya, sino deseas otro año igual sólo que con un año más a tus espaldas. Aumenta tu felicidad y enfócate en resolver tu pasado si no tienes fuerzas para comprometerte con tu futuro. Te digo cómo al final del artículo.

      3. Hazte una maravillosa tortilla:

Sin duda alguna, la vida y mi profesión me han demostrado que es la mejor para mi y para mis alumnas.

  • Si tus objetivos son importantes para ti, si tu felicidad y lograrlos son importantes, pero al final los pospones.
  • Si tus objetivos siendo importantes para ti no te dan la suficiente motivación, lo mejor es añadir o realizar la lista de propósitos de 2016 bajo esta premisa: No voy a volver a permitir.

Por ejemplo:  Quiero seguridad en mi misma/o. (Objetivo)

No propósito: Lista de NO VOY A VOLVER A PERMITIR:

No voy a volver a permitir que me desvalore nadie mediante la palabra.

                          No me voy a volver a permitir posponer una decisión que quiero tomar.

¡Pero claro! Ya dijimos que la clave de los propósitos es, una vez que elijes tu manera de enfocarlos: Programarlos y realizar la hoja de ruta: tu vida, tu empresa para no volver a posponer lo IMPORTANTE versus lo urgente. Así es como aumentamos nuestros niveles de felicidad, aumentando los límites de lo que permitimos en nuestras vidas.

Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus seres queridos en tus redes sociales. ¡Gracias!

Compartiendo Felicidad desde 2012, Davinia

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Me encantaría que fueras lector de la Felicidad

Al suscribirte a mi Newsletter disfrutarás de mucho más que de contenidos ¡PROMETIDO!

Bienvenido ¡querid@ lector! Gracias por suscribirte a la Felicidad.