No hay nada más poderoso que esta idea

¡Ha llegado el momento!

Como lo “oyes”, por fin, ¡ha llegado el momento!

Estoy segura de que en una o varias ocasiones en la vida, has sentido esto.

¡Ha llegado el momento! El momento de romper con algo o de hacer algo. Y es una sensación con una fuerza y con una certeza difícil de destruir.

Hoy tengo un fin muy claro para ti y que quiero que descubras a lo largo de todo el artículo sin dejar de pensar en la idea de…. ¡ha llegado el momento!, y es este:

Todos tenemos el poder de elegir pero vamos a ver si lo estás desarrollando para que te facilite la vida o te la bloquee.

Yo elijo ser la persona que deseo ser y tener la vida que quiero, todos los días, porque nunca me encaminaré hacia lo que quiero si dejo que mis pensamientos y pasado me aflijan. Y así pensé en 2010: ” – ha llegado mi momento, ahora es el momento” cuando casi no me quedaba dinero en la cuenta, no tenía trabajo y me sentía inferior a los demás.

¿Y sabes qué? hice lo mejor que podía haber hecho: INVERTÍ EN MI. Sí, en mi felicidad.

CONFIÉ EN MI.

Puedes encontrar una gran cantidad de excusas para no escoger tu camino, tu bienestar, tu felicidad y deshacerte de lo que estás haciendo que te aleja de lo que quieres y de la persona que realmente eres. Pero esto dice más sobre tu pensamiento interno que sobre la dificultad de lograr lo que deseas para ti.

Si tienes pensamientos negativos debes comprender lo que realmente significan.

Si permites que las afirmaciones negativas se repitan una y otra vez en tu cerebro como mantras interminables y lo peor, reales – porque ya sabemos que te los terminas creyendo dentro de ti aunque ante los demás puedas ocultarlo a veces -, la verdad es que no puedes cambiar tu vida y permaneces en el sufrimiento y en la culpa.

No permitas que esos pensamientos interiores continúen bloqueando tu camino… para ello, decide HA LLEGADO EL MOMENTO y trabaja sobre lo que te aconsejo a continuación

>> Estás son algunas de las fortalezas que trabajamos a diario aquellos que creemos de verdad que la FELICIDAD y la PLENITUD existen. 

Visión: capacidad para ver dónde queremos llegar.

Coraje: apostar por el lugar donde queremos estar a nivel personal a pesar del miedo o la inseguridad.

Autoconfianza: capacidad de separar el exterior de lo que tú realmente eres capaz de hacer con tu vida.

Autocontrol: capacidad de retrasar la recompensa inmediata que no te lleva a nada e invertir en la que te lleva a la vida y la persona que deseas ser y tener.

Si ha llegado tu momento tienes que llenarte de valor, pasar a la acción y CREER EN TI.

Tu felicidad es importante, cultívala y ella permanecerá contigo.

 

Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus seres queridos en tus redes sociales. ¡Gracias!

Compartiendo Felicidad desde 2012, Davinia.

Feliz semana a todos.

.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Me encantaría que fueras lector de la Felicidad

Al suscribirte a mi Newsletter disfrutarás de mucho más que de contenidos ¡PROMETIDO!

Bienvenido ¡querid@ lector! Gracias por suscribirte a la Felicidad.