¿ El ser humano es bueno o malo por naturaleza ? ¿Por qué apuestas tu?  Estas son preguntas con repuestas que pueden llegar a sorprenderte, pues para llegar a una conclusión verdadera debes ir más allá de tu experiencia y entender cómo tu cerebro administra la información.

Para poder procesar toda la información que recibe, nuestro cerebro generaliza. Imagina que en un momento de nuestra vida tenemos que hablar sobre algo que nos ocurrió, si no hiciéramos un resumen, sería un monólogo aburridísimo porque explicar cada experiencia al más mínimo detalle es desmesurado, por lo tanto nuestro cerebro opta por generalizar.

Como nuestro cerebro agrupa información a rasgos generales, siempre nos inclinamos más hacia un lado. Al pensar si el ser humano es bueno o malo hay quienes aseguran que es malo por naturaleza aunque existen personas buenas en el camino, o también hay quienes piensan que el humano es naturalmente bueno, aunque te encuentres con algunas personas malas ocasionalmente.

¿Qué significa esto? Que nosotros partimos de una idea y a partir de ésta formamos prejuicios que se convierten en una regla. Todas nuestras acciones giran a entorno a esa norma que nos impusimos, pero para nuestra suerte, hay excepciones.

Si nos posicionamos a un solo lado de nuestras creencias y pensamos que el ser humano es malo, sin duda encontraremos una serie de experiencias que lo confirman, no obstante, tenemos la salvedad de esos ejemplos que hacen posible que nos encontremos con excepciones a lo largo del camino.

¿Qué puede concluir entonces una persona que se relaciona por el mundo de una manera más confiada? Su cerebro le llevará a recordar los mejores atributos que ha conocido en las personas, es decir, hacia el lado de la balanza, creencia o generalización de que el ser humano es bueno por naturaleza.

Ese es el efecto que tienen en nosotros los prejuicios, así es como se determina de qué lado nos posicionamos al generalizar y cuáles son nuestras excepciones. Al elegir un lado automáticamente el panorama cambia por completo, el mundo es totalmente diferente y, por supuesto, nuestras experiencias futuras dependen de esto.

¿Puedes imaginar cómo enfrenta cada relación una persona que considere al ser humano malo naturalmente? No será desde luego con emoción y confianza ya que desde el primer contacto estará lleno de prejuicios que le impiden disfrutar, será totalmente opuesta a la realidad que vive una persona que cree en la bondad del ser humano.

Es necesario que busquemos pruebas que cambien nuestras creencias si nos estamos posicionando a un lado de la balanza que no nos sirve, por ejemplo, cuando una pareja nos hace daño es fácil desconfiar, pero nos sirve en un primer momento superar el miedo, la tristeza y sensación de fracaso que la relación nos genera.

Una situación como la que se mencionó anteriormente también nos sirve para superar y combatir la soledad, aunque sea por un breve espacio de tiempo, todo depende de las decisiones que hagamos.

Si dejamos nuestras creencias inmóviles, habrá algunas que nos sirvan pero habrá otras que nos condicionen a ver la vida de una manera negativa, por lo tanto revisa qué estas creyendo ¿De verdad crees que el ser humano es bueno o malo por naturaleza? Revisa esta creencia porque afecta muy profundamente todas y cada una de tus relaciones, ya sean familiares, sociales y contigo mismo.

No importa hacia qué lado de la balanza te inclines ahora, hay algo en lo que sí podemos generalizar, y es que si perdemos la fe en el ser humano, tampoco la tenemos en nosotros mismos.

Con cariño, Davinia. Hasta el martes próximo!!

¡Te invito a compartir en tus redes este artículo o dejarme un comentario!

Davinia García, Especialista en Felicidad
Coaching personal online.
Cuida tu felicidad, eres donde vas a vivir ¡siempre!

Te recomiendo: Nuestra manera de ser es un regalo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Me encantaría que fueras lector de la Felicidad

Al suscribirte a mi Newsletter disfrutarás de mucho más que de contenidos ¡PROMETIDO!

Bienvenido ¡querid@ lector! Gracias por suscribirte a la Felicidad.