FELICIDAD SOCIAL, ¿TE CREES LO QUE TE DICEN?

Así de claro y simple. Y seguramente tu respuesta sea…. ¡pues si! al final, si.

No te extrañes ni te asustes a todos, repito, a TODOS, nos afecta lo que dicen en el exterior, sobre todo nuestro entorno y nos afecta. Hasta a las personas que dicen que les da igual todo… les afecta.

Nos afecta lo que dicen de nosotros.

Pero este artículo es para que te sientas bien y aprendas una gran diferencia:

La diferencia entre lo que es “lo que se dice y te crees” y “lo que se dice y lo que haces caso”.

Antes de entrar en material para explicarte la Felicidad social. Tengo que decirte que este artículo va dirigido a las personas que buscan algo similar a esto:

  • Felicidad y bienestar,
  • Felicidad y placer,
  • Felicidad y autonomía,
  • Felicidad y amor,
  • Felicidad y éxito,
  • Felicidad y salud.
  • Felicidad y trabajo.

Si buscas en ti la manera de conseguir algo de lo que está en la lista, sin duda, este artículo te será mucho más útil. Deseamos abrirte los ojos, y además que entiendas que si, la felicidad depende de uno mismo pero que la felicidad es el camino. Queremos que tu felicidad no dependa de nadie excepto de lo que tú elijas.  Por ese motivo queremos estar contigo cuando la felicidad llega a tu vida o cuando aprendes a ser más feliz gracias a lo que te enseñamos.

Ahora sí, sin más dilación….

> Lee este artículo debajo del vídeo o da al play sobre la imagen y escúchalo:

 

¡FELICIDAD SOCIAL!

 

Uno de los mayores problemas a los que nos enfrentamos hoy en día es lo que yo he llamado Felicidad Social.

En este artículo, vamos a ver de manera rápida y práctica:

  1. Qué es Felicidad Social y de donde viene.
  2. En qué te influye la Felicidad Social.
  3. Soluciones: Como puedes identificar y eliminar sus influencias.

1. Felicidad social – Integración social

En cada sociedad existe un modelo de integración social. Esto es: qué tengo que hacer y qué tengo que tener para disfrutar de todos los privilegios que tiene la sociedad donde vivo. Hablando de forma clara, en España, este modelo sabemos cuál es.

No basta tener cualquier trabajo, porque no está igual de considerado ser mecánica/o, que ser notario/a; si tienes coche o no, o qué modelo tienes. Igual pasa con la vivienda, el ocio, los amigos, la pareja…

“Nos dicen” cómo se supone que tenemos que vivir la vida en cada área y aquí hay dos problemas: Que el modelo de integración social se ha confundido con el ideal de felicidad, y que de tanto escucharlo nos lo hemos creído a pies juntillas y sin preguntar.

¿Qué es la felicidad social? El conjunto de normas socio-culturales que definen qué, cuándo y cómo nos sentimos felices, y alcanzamos un vida plena y realizada.

[bctt tweet=”Que alguien diga algo, por muy convencido que esté o por mucho que lo repita: NO LO HACE VERDAD ->http://felicidad360grados.es” username=””]

2. En qué te influye la felicidad Social

felicidad social Lo quiero que entiendas es que este modelo de Felicidad Social responde al modelo de sociedad donde vives, INCLUSO que no te han preguntado a ti ni a tu alrededor, y que existe y va a existir independientemente de ti. Es decir, si cada persona dirige su vida a este modelo… ¡vamos muy mal!

Primero, porque centras todo lo que quieres conseguir en la vida para alcanzarlo, pero se necesita tanto dinero para alcanzarlo que cada vez que no lo consigas, sentirás frustración. Además, lo más probable es que no lo quieras alcanzar porque nunca te preguntaron lo que te hacía feliz para construirlo. A fin de cuentas, cada persona es diferente. Vive su felicidad y su proyecto de vida de forma diferente.

Hay a personas que les gusta vivir en el campo, otras en el centro de la ciudad, otras cerca de la costa. También hay personas que quieren comprar una casa y otras quieren alquilar la vivienda porque se ven de ancianitas  viviendo retiradas en la costa. Mientras, otros quieren una casa más grande de lo que se pueden permitir y por eso, escogen una vivienda más económica y la reforman.

Ahora bien, esto se extiende a todo. Piensa, por ejemplo en tu forma de vivir el ocio, tus amistades, la pareja o la familia. ¿Ves como ocurre exactamente lo mismo? Hay personas que quieren tener  cuatro amigos íntimos porque les llena ,y hay personas que quieren tener cien. Cada persona se relaciona y se siente feliz y plena con cosas diferentes.

Si entiendes internamente esto, verás con claridad y ahora mismo que no tiene sentido seguir “inconscientemente” un modelo general que nos lleva a todos por el mismo camino.

Las reglas, las leyes, los patrones de conducta cívica, la educación y un largo etcétera, son maravillosos para marcar unas pautas de comportamiento social en las culturas. Pero no valen como modelo de felicidad social porque es inalcanzable.

Por último, te invito a reflexionar sobre esto: ¿Puedes estar a la última en algo o es una utopía? Imaginemos que eres una persona muy fan de la moda o bien de la tecnología. Contesta sinceramente, ¿puedes estar a la última hoy en día? La realidad es que no. Imagina, ahora que además de ser un o una fan de la moda o de la tecnología, tienes avisos en tu correo de páginas con las últimas noticias. ¿Podrías estar a al última hoy en día? Sigo creyendo que no por dos motivos: es muy probable que no te de tiempo a actualizar tu información del tema, cada día. Pero pongamos que sí. Es posible que otro avance en la punta otra punta del mundo y que desconoces se haya dado, por lo que ni leyendo todos los días sobre el tema alcanzarás ese “ideal”.

Con la Felicidad social pasa igual: tipo de relación, tipo de ocio, tipo de educación, tipo de trabajo, tipo de coche, tipo de cuidado de alimentación, tipo de cuidado corporal, ejercicio… Este anuncio lo explica en menos de un minuto fantástico.

.

3. Soluciones: Como identificar y eliminar sus influencias.

A) Cómo identificar las influencias de la felicidad social.

Aviso importante: El capítulo completo se llama: Felicidad Social versus Felicidad inteligente y lo encuentras aquí. (en el Libro de Felicidad: Mi pasado atrás ¡Vuelvo a ser yo!)

He denominado Felicidad Social a un concepto que creo que tenemos que tener muy en cuenta porque limita y frustra nuestras capacidades y motivaciones para capacitarnos y lograr todo aquello que nos propongamos.

Este concepto surgió en mi a raíz del Máster que realicé tras diplomarme en Trabajo Social (yo también caí en el síndrome de titulitis que en estos años invade España)

No me malinterpretes, soy de las personas a quienes les encanta estudiar y he disfrutado de cada título que tengo. Siempre tengo un libro y un cuaderno al pie de mi mesa de trabajo, aún hoy.

Me encanta aprender y mejorar, pero lamento profundamente la etapa socio-laboral que estamos viviendo en el sentido concreto del exceso de importancia que se le da a la obtención de títulos. Esa tendencia socio-laboral que enjuicia o valora a una persona por la cantidad de títulos que posee en lugar de tener en cuenta las habilidades y talento para el puesto de trabajo.

Recuerdo que en 2010 visitaba las páginas de empleo para el sector social y sólo veía barbaridades del tipo:

Técnico en una asociación de mujeres solicitamos: Trabajador social con 5 años de experiencia específica en situación de abuso o maltrato a mujeres y niñas, Máster en Comunicación con mujeres en el tercer sector, Máster en igualdad de trato y Máster de mujeres en situación de exclusión social.

O del tipo: “Se busca trabajador social para asociación de jóvenes. Se solicita Máster en políticas de integración a jóvenes, se Solicita máster de juventud, Título de especialista en socio animación y experiencia en trabajo con jóvenes de 3 a 5 años… “

Pero, ¿Cuántos títulos tiene que poseer un trabajador social para optar a 2 puestos de trabajo en igualdad de funciones? Era una pregunta que por aquel entonces me asaltaba tanto como me asustaba. Esto no sólo ocurría en el tercer sector sino en todos.

El mensaje externo con el que se nos bombardeaba constantemente: ¡no había trabajo! ¿Quieres uno? ¡Estudia más! Tienes una carrera y dos masters ¡no es suficiente!

Echemos cálculos: una oferta de trabajo cada dos o tres meses, que se adapta a duras penas a la experiencia y formación profesional de una persona ¿Quién no se vuelve loco? ¿Quién no pierde la esperanza o las expectativas?

Socialmente esto se traducía en una presión individual tremenda que encarcelaba sentimientos de frustración y que se manifestaban en boca de la población general en frases como: “con que la que está cayendo”, “no hay trabajo y no te molestes”, ¿las recuerdas? Se hicieron tan potentes que aún hoy, resuenan en nuestras cabezas, en los medios de comunicación y en el eco de la sociedad.

El problema profundo aparece cuando existe un exceso de atención individual a la tendencia social, porque esto “limita vidas”.

Este es un ejemplo de lo que he denominado la Felicidad Social. La sociedad impone un modelo social que afecta a la vida de las personas y a los niveles de felicidad individuales.

Recuerda que la Felicidad social es el conjunto de normas socio-culturales que definen qué, cuándo y cómo nos sentimos felices, y alcanzamos un vida plena y realizada.

Para eliminar las influencias externas de la felicidad social hay un camino rápido y corto. Este camino o técnica no sólo es la respuesta para hoy, pero tiene un pero: vas a tener que pensar.

> Recuerda que el capítulo completo y todas las técnicas para llevar a cabo una felicidad inteligente y deshacerse de estas influencias externas, están en el libro Mi pasado atrás ¡Vuelvo a ser yo! y que puedes encontrar directamente, aquí.

B) Cómo eliminar las influencias externas para ser más feliz.

felicidad social dosLo fundamental es que te preguntes si lo que quieres, lo que añoras y por lo que sufres, es por algo que realmente quieres o bien, es algo, que si te dieran a elegir…no lo querrías así.

Pregúntate qué te hace feliz y qué vida quieres vivir, porque sólo de esa forma podrás saber qué hacer para conseguirla.

Una vez tengas estas respuestas, es imprescindible que te preguntes cómo es eso que quieres. Estoy absoluta y totalmente segura de que si quieres irte a Barcelona a pasar un fin de semana, no querrás ir caminando si vives en Madrid ¿verdad?

El cómo es imprescindible, pero primero tienes que saber el qué.

En resumen:

  1. Qué me hace feliz y me llena, me hacer sentir pleno/a.
  2. Cómo tiene que ser “eso” para que realmente me haga feliz.

Hoy no nos despedimos sin Un contenido extra para ti.

¿Quieres retomar el control de tu vida?

  1. Deja de mirar el modelo de felicidad social y empieza a mirar dentro de ti.
  2. Recuerda que: que alguien diga algo muy alto o muchas veces, no lo hace verdad: NO TIENES PORQUÉ SEGUIRLO.
  3. Hay muchos caminos para llegar a Roma. Encuentra el tuyo.
  4. No lo retrases más MIRA DENTRO de ti y dime ¿QUÉ TE HACE FELIZ? Y ¿QUÉ VIDA ES LA QUE QUIERES VIVIR?
  5. Además, tu felicidad me importa y mucho.

Si te ha gustado este artículo,

¡Compártelo en tus redes sociales, ahora!

Compartiendo Felicidad desde 2012, Davinia.

Feliz semana a todos.

 

 

.

>> Capítulos Mi pasado atrás ¡Vuelvo a ser yo!

Parte I

Capítulo 1 – La poca importancia de mi historia.

Capítulo 2 – Mi pasado atrás, vuelvo a ser yo.

Allanando el terreno para soltar el pasado.

Capítulo 3 – Romper las cadenas que te atan al pasado.

Las tres estrategias que utilicé para transformar mi pasado.

Parte II

Capítulo 4 – Felicidad social versus Felicidad Inteligente.

Quiero que conozcas a Matilde.

El juego, la estrategia y el ejercicio.

Trascendiendo a la Sociedad.

Parte III

Capítulo 5 – La Teoría del O y la Teoría de la Y.

La Teoría de la Y.

La Teoría de la Y te enfoca hacia las opciones.

La Teoría de la Y cambia tus creencias internas.

Beneficios de la teoría de la Y.

Conclusiones.

Capítulo 6 – Los dos poderes de la P.

Poder número 1: El “Por qué”.

El segundo gran poder de la P: “Para qué”.

Capítulo 7 – Lo importante.

¡Te esperamos!

Hasta la próxima semana, con un nuevo artículo, aquí, en tu casa: felicidad360grados.es

Coaching, Psicología, Cursos, Libros y sobre todo mucha FELICIDAD.

Desde 2012 Compartiendo felicidad,

Por Davinia García

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Me encantaría que fueras lector de la Felicidad

Al suscribirte a mi Newsletter disfrutarás de mucho más que de contenidos ¡PROMETIDO!

Bienvenido ¡querid@ lector! Gracias por suscribirte a la Felicidad.