¿Combatir la ansiedad es posible hoy en día?

Ataques de ansiedad: como controlar la ansiedad.

Combatir la ansiedad es una metáfora que expresa lo impotente y fuerte que es este estado anímico. Los ataques de ansiedad azotas fuertemente a quienes los padecer “la pregunta del millón asalta a las personas que de una manera u otra tienen ansiedad: que es la ansiedad y cómo combatirla”.

Esta semana está dedicada al tema que habéis elegido: Ataques de ansiedad de intensidad leve y moderada.

Hoy, quiero extenderme un poco más en la teoría, porque creo que en el caso de la ansiedad es necesario comenzar con unos matices de los que muchas veces no se habla.
Mi principal objetivo es que puedas entender cómo funciona de una manera práctica.

Imagina por un momento a un luchador que sabe exactamente qué hacer para desarmarte y que es tan rápido, que sólo cuando “ha ganado” te das cuenta. Y quieres combatirlo ¿no te resulta imposible conquistar a un luchador experto sin serlo tú?
Iremos viendo que efectivamente, una vez que ya ha aparecido la ansiedad, los síntomas, el estado… lo fundamental es recuperar el equilibrio físico.

Según esto, ¿no se puede combatir la ansiedad?

¡Claro que sí! ¡Y que desaparezca!

combatir-ansiedadSólo te muestro un camino donde no dispones de recursos personales para realizarlo. Por lo que, te recomiendo que aprendas esto: si ya ha aparecido, si ya estás en un momento con ansiedad. La prioridad es recuperar tu equilibrio físico. Restablecer la normalidad, la calma en tu sistema nervioso.
La ansiedad lo que hace es… producir una ruptura de tu sistema nervioso. Sin el control de nuestro sistema nervioso, los seres humanos, no tú, no yo: todos los seres humanos.

Vamos de vuelta a la imaginación para que entiendas exactamente lo que quiero transmitirte.

Imagina a un niño en extrema pobreza.  Siéntalo en tu regazo y explícale que debería preocuparse por su futuro.
Probablemente, a su manera de entender las cosas, lo piense. Pero a la hora de actuar, si de verdad quiere procurarse un futuro, deberá lograr abastecer su necesidad básica de alimento.

Puedes combatir la ansiedad, puedes hacer muchas cosas que quizás ahora no sepas que eres capaz. Sin embargo, te diré que durante un episodio de ansiedad, necesitas restablecer el equilibrio de su sistema nervioso, tu control físico. Sería como la necesidad básica de alimento, en este caso concreto.

Sigamos pues, en esta andadura que hoy hemos llamado Ataques de ansiedad leves y moderados, cómo combatir la Ansiedad.
Ahora quiero enfocar tu atención a un nivel más allá, más profundo.
[bctt tweet=»Ya que para mí el conocimiento es fuente de felicidad, y el desconocimiento fuente de sufrimiento. » username=»@DaviniaDf»]
En realidad desde el enfoque que trabajo y desde el que diseño todos los cursos online de coaching.

La ansiedad es una emoción.

Y como tal, es una emoción que poseemos muy útil y adaptativa.
combatir-ansiedad

Defino, brevemente, el trastorno de ansiedad como consecuencia del exceso en la frecuencia, intensidad y duración de la aparición de esta emoción como consecuencia de una asociación inadaptativa.

Cuando la ansiedad se prolonga en el tiempo, aparecen los ataques de ansiedad de diferente intensidad.
La importancia de hacer esta distinción es vital, ya que al tratarse como enfermedad cada vez que sentimos ansiedad automáticamente pensamos que estamos o continuamos enfermos.

Sé lo dolorosa que es, créeme cuando digo, que es difícil de entender esto si te posicionas frente a este artículo desde el no puedo, necesito pedirte el enorme favor de olvidarte por un instante de los ataques de ansiedad para que puedas mitigarlos.

Para combatir la ansiedad (y los ataques de ansiedad) como deseas, me gustaría que contemplaras este novedoso enfoque y que simplemente, aunque aparezcan en ti, resistencias en el pensamiento, que te digan, NO. Sigas leyendo hasta el final y realices el ciclo de 3 artículos que te muestro. Contémplalo como una oportunidad de quizás descubrir esas respuestas que buscas que te den la clave de cómo solucionarlo.

Puedes contemplarlo como una necesidad, ya que en parte, también es cierto ¿no? Necesitas eliminar esto de tu vida.
La ansiedad, como emoción, la necesita el ser humano para vivir. Fíjate en esto prestando mucha atención. La ansiedad, como emoción, la necesita el ser humano para vivir porque sirve para ponernos alerta ante una posible amenaza.

Cada emoción, sirve para algo, no las tenemos porque sí, sino porque las necesitamos para adaptarnos a vivir en un entorno que ultima instancia es desconocido: la imprevisibilidad de que no sabemos qué puede pasar al minuto siguiente.
Y esto causa esa tendencia del ser humano a controlar todo lo pueda de su entorno, y nos lleva a ese concepto tan de moda ahora de… “estás en tu zona de confort”

La ansiedad, como emoción, es parecida al miedo.

El miedo sirve para avisarnos de un posible peligro y nos prepara para huir o atacar. Sin embargo, la ansiedad activa nuestro cuerpo, nuestro sistema nervioso para RESOLVER la posible amenaza. Es decir, es la que nos activa para ver todos los caminos posibles y tomar las decisiones correspondientes.

Imagina que no la tenemos: No sabríamos qué hacer ante las situaciones de amenaza, generando un vacío de respuesta en un mundo imprevisible. Es poco adaptativo ¿no crees? A mí, imaginar esta situación me plantea la pregunta de si habríamos sobrevivido tiempos antes.

Creo que este primer paso que te expongo es esencial para entender la ansiedad como trastorno. Sin él, los pasos siguientes, no podrían darse y quiero que mostrarte el camino para combatir la ansiedad, que te proporcione los recursos personales para que lo puedas lograr.
Además, combatir la ansiedad creo que es justo lo que no hay que hacer. Como te expliqué líneas arriba, intentar luchar contra alguien que tiene la rapidez de desestabilizar tu sistema nervioso antes de que puedas impedir que ocurra, no lo aconsejo.
combatir-ansiedad

Muchas mujeres que terminaron realizando programas online con nosotros, nos explicaban como al final la respiración profunda, despejar pensamientos, la goma en la muñeca y otras estrategias no les funcionaban.

Esto no es porque estas estrategias no funcionen, sino porque estas estrategias no parten de la raíz, sino que son un apoyo, un extra.

Para que puedas comprender esto 100% vamos a situarnos en una persona que está desempleada y realiza un curso de entrevistas donde le enseñan una serie de estrategias para hacer una buena entrevista. Entre ellas, por simplificar, está la postural. Cómo ponerte para mostrar interés, seguridad, tranquilidad, etc. A un alto porcentaje de la población “no les sirve”, ¿son malas estas estrategias? ¡NO! ¡Sirven! Pero si no tienes confianza en ti, aunque pongas las posturas de confianza, no transmitirás verdadera confianza.

Muchas personas que padecen ansiedad no piensan en su felicidad sino en el siguiente «ataque» y con esto debemos terminar. Porque la felicidad es algo intrínseco en el ser humano por lo que merece la pena luchar.

¿Cómo es posible?

Porque no la tienes.

Por tanto, para combatir la ansiedad, este primer paso, por mi experiencia profesional, me resulta esencial.

Lee el artículo si así lo deseas, una y diez veces hasta que comprendas interiormente, de verdad, estos conceptos.

Te adelanto que este es el primer paso para entender que un trastorno de ansiedad es una respuesta inadecuada producto de una mala asociación, que ha perdurado en ti más de la cuenta (en el tiempo y en intensidad). El segundo paso es ver qué puedes hacer para mitigar y reducir los ataques de ansiedad, si es tu caso.

No la has sabido parar como te gustaría hasta ahora, pero eso no significa que no puedas aprender cómo.
A estas alturas, si te parece, dejamos caer esto de combatir la ansiedad, que se vaya. Y vamos a empezar a pasar de combatir la ansiedad a solucionar el estado de ansiedad,

¿Podrías plantearte muy en serio hacer esto por ti?

Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus seres queridos en tus redes sociales. ¡Gracias!

Desde 2012 Compartiendo Felicidad,

Davinia García

.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Me encantaría que fueras lector de la Felicidad

Al suscribirte a mi Newsletter disfrutarás de mucho más que de contenidos ¡PROMETIDO!

Bienvenido ¡querid@ lector! Gracias por suscribirte a la Felicidad.