Vivir la vida que sueñas está más cerca

Vivir la vida que sueñas está más cerca

Vivir la vida que sueñas está más cerca de lo que imaginas y no te has dado cuenta.

Vivir la vida que sueñas no ocurre sin trabajo por nuestra parte.

Si ahora mismo te invito a pensar en esa vida que amas probablemente la verás, la sentirás y la escucharás si te lo permites. Eso que ocurre en nuestra imaginación es lo que yo llamo “resultados finales”.

Si volvemos tras esa experiencia a ver el presente es probable que aparezca la nostalgia, tristeza o frustación. Eso es porque estás comparándola con la que tienes ahora. Pero nuestros sueños o ilusiones pretenden ser motivadores no desisiosantes.

Esos resultados finales que vemos al imaginar con libertad haciendo caso a nuestro corazón y a los secretos de nuestro alma sirven para trazar el camino. Esa distancia que se cubrirá con los pasos que damos para llegar a esa imagen y experiencia final. Viéndonos actuar y conversar en ese escenario final.

Cuando imaginamos esa vida que amamos.

Es instante de permiso en el que imaginamos, en el que tenemos todo aquello que soñamos, nos ilusionamos. Deseamos alcanzar ese resultado final. El lugar de destino, el sitio a donde queremos llegar, es una imagen perfecta y terminada. Sin embargo, no sentimos que esa imagen esté perfecta y terminada hoy. Y creemos que está más lejos de lo que realmente está.

Cuando apreciamos lo que tenemos, ocurre algo realmente enriquecedor: afrontamos el día con curiosidad y pasión. Si esto es así podemos vivir plenamente hoy aunque no tengamos esa imagen final perfecta que pensamos nuestro ideal.

¿No crees que ya estamos en un estado cercano a esa imagen si esto es así?

La actitud y la predisposición a vivir bajo ese estado de ánimo de curiosidad y pasión motivador es fundamental para alcanzar la vida que sueñas. Pero estamos tan ocupados en que no se ha dado esa imagen final que pensamos que se trata de una clara utopía. Por lo que considero necesario dejar de intentar llegar a la imagen final y ocuparse del paso siguiente que estamos dando con curiosidad y pasión.

Vivir con pasión.

Imagina una persona cuyo sueño es ser astronauta. Por falta dinero o por las decisiones que ha tomado no ha llegado a estudiar dicha profesión. ¿Crees que sería una persona frustrada? A veces los sueños, esas imágenes finales estancas, nos juegan malas pasadas. Porque nunca, como seres humanos que somos, nos apasiona una sola cosa y nada más.

Quiero invitarte a trascender lo inmediato para que puedas vivir plenamente desde el hoy. Trascender lo inmediato equivale en el caso de que tú quisieras ser ese astronauta que no ha logrado serlo, preguntarte ¿Qué es lo que te motiva de ser astronauta? ¿Por qué crees que sería tu vida feliz, sana y completa?

Cuando reflexionamos sobre vivir con pasión y hacer lo que te gusta podemos ver diferentes formas de serlo.

Imagina ser la persona que no pudo ser astronauta respondiendo a esas preguntas. Podría ser que lo que te encanta es el espacio. De ser así hay muchas maneras de acceder al espacio a nivel profesional o a través de un hobby.

Si las respuestas, están más encaminadas a las funciones de ese trabajo, entonces también hay más opciones focalizándote en un trabajo donde pudieras desarrollar las mismas habilidades o tareas.

¿No crees que hay muchas cosas que te emocionan y te apasionan? ¿le has dedicado tiempo a inspeccionar esos áreas en ti? ¿para qué evitar pensar e imaginar sobre este tema tan vital?

Sin ti no podrías vivir.

¿Sabes? Sin ti no podrías vivir, sin ti tu cuerpo, alma, corazón, están literalmente muertos. Así que ¿cómo no hacerlo? Sin nosotros no vivimos, y con nosotros sin enfocarnos…¿cómo estamos viviendo? No es justo no pararnos a pensar, imagina y actuar. La vida es un auténtico regalo.

Trascender lo inmediato significa ir un paso más allá y descubrir el significado que tiene nuestra pasión. Esta es la manera que te acerca a vivir la vida que sueñas.  No te cohíbes a una única forma de conseguirla. Nunca hubo un sólo camino para llegar a Roma.

Si empezamos a vivir en este instante así.

Si empezamos a vivir en este instante conforme a los valores y decisiones de esa imagen, de esa vida completa que pensamos, podremos vivir plenamente hoy. Nuestra meta estará más a nuestro alcance, y también se nos acercará cuando entendemos que nuestra pasión no es una sola cosa.

Un profesor puede estar motivado por enseñar o puede estar motivado porque le gusten los niños. Si está motivado porque quiere enseñar y no ha podido aprobar unas suposiciones, puede llevar aquello que le apasiona a otra área. Por ejemplo, dedicarte a enseñar a adultos o dedicarte a enseñar en clases de formación no reglada. Si su motivación son los niños puede orientarse a dedicir sobre esto principalmente.

Si este tipo de introspecciones aparece la frustración, la rabia, el rechazo, el lamento, la culpa…. y no tiene sentido. La vida nos pone en muchas situaciones así por su cuenta. Nosotros tenemos la responsabilidad de saber qué tenemos y para qué sirven nuestras herramientas.

Aprendemos a conducir, pagamos por las clases, hacemos exámenes y a nadie se le ocurre coger un coche por sí mismo y carretera y manta. Pero caminamos con imaginación, inteligencia, pensamiento, emociones, autoestima, creencias, creatividad, sin saber cómo y para qué se utilizan. Así hacemos de nuestras vidas algo pequeño. En vez de sacar nuestro potencial a relucir y gritar al mundo para qué estamos aquí.

Esto es  transcender lo inmediato y vivir conforme a disfrutar haciendo lo que nos gusta. Es la forma más fácil y natural en la que puedes vivir la vida que sueñas.

La imagen final nos engaña.

Los sueños forman caminos neuronales en nuestro cerebro. Se repiten una y otra vez en nuestra cabeza. Así pensamos que son imágenes estancas y cerramos nuestra visión sin entender el conjunto. El conjunto es buscar tus pasiones y el camino de lograr tus sueños. Al final te dejo un tutorial para que profundices en cómo nuestro cerebro crea caminos, creencias, imágenes.

Recuerda las palabras de Demián Bucay “A veces no estás tan lejos de vivir con plenitud, a veces sólo necesitas reenfocar pequeños detalles. A menudo tu pasión está ahí, a la vuelta de la esquina”.

¿Te atreves a ir a por ella? Deseo de corazón que ¡SÍ!

Con cariño, Davinia.

¡Te invito a compartir en tus redes este artículo o dejarme un comentario!

Davinia García, Especialista en Felicidad
Coaching personal online.
Cuida tu felicidad, eres donde vas a vivir ¡siempre!

Escuchar consejos ¿Y si dejas de hacerlo y haces lo que de verdad necesitas?

Escuchar consejos ¿Y si dejas de hacerlo y haces lo que de verdad necesitas?

¡Deja de escuchar consejos!

En algún instante de nuestra vida todos pasamos por momentos de bloqueo y dolor, es inevitable. Cuando estamos en una situación incómoda o negativa, deseamos que alguien nos escuche y oriente, sin embargo, lo mejor que puedes hacer es dejar de escuchar consejos; Por tu bien conviértete en la persona que admiras, te será mucho más provechoso.

Cuando experimentamos momentos de plenitud, motivación y felicidad, son muy pocas las personas que se acercan a nosotros para dar un consejo. Como he dicho, cuando atravesamos una situación difícil es cuando normalmente nos aconsejan, pero en ese instante no tenemos en cuenta las palabras o bien es más difícil que les hagamos caso ¿A qué se debe esto?

Compartir sin esperar una respuesta

Si estás en una situación difícil y decides acercarte a alguien, sea un familiar o un amigo. La motivación principal que te impulsa es porque quieres desahogarte de alguna forma. Si lo principal es buscar consuelo o entendimiento, lo secundario es es buscar una forma de resolver tus problemas.

Lo mismo ocurre cuando un amigo o familiar tuyo se acerca a conversar contigo sobre algún inconveniente que tiene en su vida. Su objetivo principal es compartir esa carga que tiene para hacerla más ligera, pero eso no quiere decir que desea escuchar consejos.

Ahora ya sabes que el refrán “consejo no pedido, consejo no oído” tiene su gran parte de verdad. Aunque la persona que se acerca para dar un consejo tenga la mejor de las intenciones, no es el momento ideal pues no estamos en el momento adecuado. No es lo mismo ser receptivo o estar preparados para escuchar un consejo y llevarlo a cabo, que intentar deshacernos del dolor tan grande que sentimos en nuestro interior.

El héroe de los demás

El héroe de los demás es la persona que tiene y da en su poder los mejores consejos. ¿Sabías que es probable que seas tú?

Cuando tú das un buen consejo seguro piensas “Oh Dios mío, si yo me aplicara los fantásticos consejos que doy!”. Probablemente para resolver tus problemas a la última persona que estuchas es a ti. En vez de ser a la primera que sería lo ideal.

¿Por qué resulta más sencillo dar un consejo muy bueno a otros? Porque tienes otra perspectiva y una cierta distancia emocional del problema. Conoces a la persona que intentas ayudar, sabes lo que quiere, qué le gusta y lo que le hace daño. Esa distancia emocional es suficiente para centrar la fuerza de nuestra mente y nuestros recursos y herramientas que conocemos para ayudar, lo mejor posible, a esa persona.

Así es como nos convertimos en los mejores consejeros. Sin embargo, es muy probable que no estemos practicando dichos consejos en nuestra propia vida, por eso para resolver tus problemas si tienes dificultad una herramienta básica es convertirte en quien admiras.

Conviértete en la persona que más admiras

¿Para qué sirve convertirte en la persona que más admiras? Para que, ante una situación de bloqueo o de dolor lo mejor, consigas esa distancia y uso pleno de tu fuerza, herramientas y cerebro de la que haces gala cuando eres el héroe de los demás.

Cuando estamos en una situación de bloqueo o dolor no tenemos esa perspectiva y nos cuesta tiempo salir bien para inspirar y transformar en ese punto nuestra vida. Por eso lo mejor que puedes hacer es pensar en alguien que consideras que es capaz de resolver la situación. Después intenta averiguar qué haría esa persona para dominar las dificultades.

Es una perspectiva muy diferente a escuchar consejos. Por eso es una herramienta maravillosa.

Convirtiéndonos en la persona que admiramos adoptamos unas creencias y unas pautas de comportamiento diferentes que nos ayudan más en ese instante a transformar nuestra vida.

 

¿Y si te conviertes en la persona a quien admiras?

¿Cómo se transformaría tu vida? ¿Cómo te verías a ti?

 

Al final se trata de encontrar un enfoque práctico y útil que realmente te ayude, no de minar tu autoestima utilizando la envidia “sana”. Puedes pensar en algún familiar o persona reconocida que consideres que tiene eso que quieres lograr por su capacidad de resolver o sus ideas y comportamientos. Así hay que analizar lo siguiente: “Esta persona actúa …….  y piensa ……..  Ante la situación …….. actuaría ……. Y sentiría ……… y con ello consigue ……..”; Te propongo que rellenes los campos con puntos suspensivos para experimentes la claridad de la técnica y sus beneficios. Es una excelente manera de ganar distancia del problema y una perspectiva muy útil para resolver una situación difícil.

Todos tenemos algo muy importante dentro de nosotros mismos: la esperanza y el afán de superación. Puedes alcanzar todo aquello que admiras y ver cómo conseguir lo que quieres intentado “copiar” para cambiar tu forma de percibir las cosas.

Con cariño, Davinia.

¡Te invito a compartir en tus redes este artículo o dejarme un comentario!

Davinia García, Especialista en Felicidad
Coaching personal online.
Cuida tu felicidad, eres donde vas a vivir ¡siempre!

* Te invito a continuar descubriendo herramientas para solución de problemas aquí –>

La imagen utilizada para este artículo es de Coaching Ruth!

Creencias negativas? Mis 3 grandes tips para deshacerte de ellas y ser más feliz

Creencias negativas? Mis 3 grandes tips para deshacerte de ellas y ser más feliz

Creencias negativas

3 grandes tips para deshacerte de ellas y ser más feliz

Las creencias son opiniones muy fuertes y poderosas que tenemos sobre las cosas, acontecimientos y personas. A veces resulta difícil de imaginar, pero la persona con la que tienes más creencias negativas eres tú mismo y esto puede ser problemático, sobre todo, cuando estas opiniones sobre ti no son las mejores.

A medida que crecemos pasamos por distintas experiencias y construimos opiniones de todo cuanto nos ocurre y rodea; Sólo cuando estos pensamientos nos ayudan a crecer decimos que tenemos creencias positivas, pues nos ofrecen la oportunidad de avanzar con seguridad.

Formarse un criterio es tan natural como respirar y es vital para definir tu personalidad, sin embargo, el problema de tus opiniones aparece cuando tienes muchas creencias negativas y te aferras fervientemente a ellas, pues pasan de ser un simple pensamiento a convertirse en limitaciones y bloqueos para tu vida y felicidad.

El origen de tus opiniones

La idea principal de este artículo es ayudarte a reflexionar sobre tus creencias propias para que identifiques aquellos pensamientos que se convirtieron en limitantes.

No te pido que cuestiones tus creencias sobre la vida, el amor o la justicia, tampoco tus creencias espirituales, profesionales ni de felicidad. Tan sólo que mires cuáles de tus creencias propias restringen tu capacidad de ser feliz. Así pues, comencemos:

¿Quién dijo miedo?

Revisa tus miedos: Muchas personas han sido educadas bajo un enfoque de miedo. Cuándo nuestros padres nos advertían sobre algo, normalmente utilizaban frases que nos asustaban “no cruces la calle solo que te va a pillar un coche”, “no hables con desconocidos” y otras mil que te sonarán seguro. Pues probablemente era la única forma que ellos sabías de protegernos. Aunque cumplió su función en aquél momento, ahora de adultos aprendimos a formarnos nuestras creencias negativas basadas en el temor.

El miedo puede cohibirte de hacer muchas cosas y disminuir tus niveles de felicidad y calidad de vida, es un obstáculo muy potente. Si descubres que tienes pocas creencias positivas como “Yo puedo hacer lo que me propongo” o “Estoy rodeado de gente bondadosa”, por ejemplo, se debe a que sientes mucho miedo. Puedes temer fracasar o la soledad en tu interior. Lo que tienes que hacer es muy sencillo, pon ese temor de tu parte en lugar de intentar aferrarte a él.

Analiza y pregúntate qué es lo que en verdad te da miedo, ¿Para qué tener esta sensación? ¿Puedes deshacerte de ella? Anota tus respuestas. Comprender qué es lo que de verdad sientes te ayudará a mitigar la sensación de miedo y te dará la oportunidad de formar nuevas creencias. Pero no hagas sólo esta parte. Si vas a cambiar tus creencias negativas por otras más positivas, no sólo analices cuáles son y porqué, necesitarás sustituir lo negativo por algo motivador o más liberador, por ejemplo:

Confío en mi 

Confiar en ti: Las personas suelen ser muy duras conmigo mismas e interiormente se comparan con alguno parámetro externo con la esperanza de poder crecer.

La comparación se convierte en un boicot constante y genera emociones desagradables. Por muy buena intención que tengamos cuando nos comparamos siempre lo hacemos con “alguien o algo mejor o no que no tenemos y queremos” de esta manera nos posicionamos inconscientemente por debajo, y mientras nos consideramos menos que alguien o algo, destrozamos nuestro autoestima y nuestra confianza en lograrlo. Lo mejor es pensar en cuantas cosas negativas has superado y cuántas cosas has sido capaz de hacer, desde lo más pequeño hasta lo más grande.

Sólo cuando reconozcas tus logros descubrirás que no tienes porqué juzgarte severamente y empezarás a tener creencias positivas sobre ti mismo. Eso te dará una sensación de libertad y de paz que te permitirá ser más feliz.

Hallaré el camino.

La más desconocida pero para mí, la más útil, sin desmerecer las anteriores.

No dudes de tus habilidades: Realmente puedes resolver cualquier situación que se te presente, aunque no seas Superman. Bajo un enfoque realista estar libres de la sensación de miedo y confiar en tus capacidades. Esto te pone en posición de afrontar una situación desconocida y centrar tu atención en resolverla. Es la oportunidad para la confianza o pedir ayuda.

Cuando revises tus creencias propias recuerda las palabras de Richard Blander. “Tus creencias no están hechas de realidades. Es tu realidad la que está hecha de creencias”. Vives bajo el filtro de tus opiniones así que cuánto mejores sean, mayor será tu felicidad.

Es maravilloso ser humanos pues somos tan libres que podemos reestructurar nuestra forma de pensar en cualquier momento. Y el privilegio está en que esto sirve para ayudarnos a vivir plenamente. Por eso confío en ayudarte con esta nueva perspectiva. Confía en ti y cuando no lo hagas, confía en que hallarás el camino.

Con cariño,

Davinia.

¡Te invito a compartir en tus redes este artículo o dejarme un comentario!

Davinia García, Especialista en Felicidad
Coaching personal online.
Cuida tu felicidad, eres donde vas a vivir ¡siempre!

 

Te propongo ahora un vídeo para descubrir más sobre tus logros aquí.

O sigue disfrutando de mi blog!!

 

 

Cambios constantes, ese es nuestro mundo. Lee este post para afrontarlos fácilmente

Cambios constantes, ese es nuestro mundo. Lee este post para afrontarlos fácilmente

Cambios constantes que no nos gustan, eso es lo que tenemos en nuestra vida.

Pero quiero que los cambios constantes que tengas los soluciones con el mínimo sufrimiento posible.

Es realmente difícil encontrar a una persona que le encante que su vida esté llena de cambios constantes ¿Por qué? Porque siempre buscamos tener el control, sentirnos seguros y saber qué pasará mañana. Nos gusta tener una rutina donde nos sintamos cómodos y realizados en un lugar y en un momento determinado. Nos encantaría vivir sin incertidumbre.

El post  trata sobre cómo afrontar los cambios con ilusión. y te descubro qué relación tiene  esto con el miedo, la incertidumbre y el control. Porque los cambios realmente ¡no nos gustan!.

Hemos hablado en este blog del miedo como una emoción básica que viene de situaciones inciertas y de cómo podemos ponerlo a nuestro favor. Hoy dirige tu mente y corazón a que lo mejor que puedes hacer ante cambios constantes es controlar tu interior. Que es lo único que puede asegurarte esa felicidad tan anhelada.

Para empezar, hablemos de la incertidumbre:

Cuando vas a cambiar un coche por ejemplo. Quieres, ¡necesitas! un coche nuevo. Perderás ese antiguo coche que tienes, que ya conoces y sabes cómo funciona. Pero este nuevo coche ¿Te saldrá bien?. Esa duda es la que principalmente nos preocupa. ¿Saldrá bien?. Ante lo nuevo uno duda siempre. Sea un corte de pelo lo que quieras cambiar, un coche, de trabajo, amistades o ciudad donde desees vivir.

De ahí el refranero… Más vale malo conocido que bueno por conocer.

Para la mayoría de personas la incertidumbre genera estrés; significa que no sabemos qué va a pasar con ese cambio. Es el no saber a ciencia cierto lo que produce esa sensación de estrés o miedo, porque sentimos que no podemos controlar lo que ocurra.

Eliminar la resistencia al cambio es probablemente lo único que te garantizará tranquilidad verdadera ante situaciones que no puedas controlar. De la misma forma, afrontar los cambios con ilusión es una gran herramienta de crecimiento personal que te producirá un mayor bienestar. Ya sea que el cambio provenga del exterior, por ejemplo, te despiden, o sea algo que tú mismo generaste: te vas a otro trabajo.

Si bien tienes que trabajar con esa resistencia cuando el cambio es impuesto desde el exterior también debes trabajarla cuando el cambio es interior ¿Por qué? Porque el miedo está presente aún cuando nosotros queremos cambiar algo, pues sabemos que vamos a perder algo y no sabemos si la jugada nos saldrá como esperamos.

¿Cómo enfrentamos la resistencia al cambio ya sea que vengan del exterior o de nuestro interior?

Con ilusión o para los más espirituales, con la fe. Pensando que eso que cambió es una oportunidad para nosotros y que en poco tiempo podemos controlarlo.

La vida puede ser una oportunidad o todo lo contrario, un constante encontrar muros que bloquean tus pasos. Esta es la verdadera importancia de afrontar los cambios con ilusión o fe, creer que será algo positivo para ti.

Quiero que reflexiones en este punto.

Cuando no te has resistido a un cambio interno o externo, ¿esto no te ha llevado más rápidamente a donde querías ir?

Recuerdo una historia de una joven llorando a su amigo por una relación de con hombre que no salía bien. Se sentía rara y frustrada porque creía que había avanzado para no caer en el mismo prototipo ¡otra vez nooooo! Esto la ocurrió dos semanas después de empezar a verse con él. Ella no sabía que había averiguado muy rápido el tipo de persona con la que no estar. Ese era el avance. Saber rápido quien sí y quien NO. La siguiente persona que encontró fue literalmente el amor de su vida. Hoy continua la historia de amor.

Reflexiona, quiero que encuentres tu forma, tus referencias, tu camino.

Cambiamos de tercio.

Piensa en cómo te percibes, sientes y ves cuando estás ilusionado ¿Qué piensas de ti? ¡Tú brillas más! Eres más positivo, te atreves a hacer más cosas y esas cosas a las que te atreves suelen salirte bien. La imagen que tienes de ti es mucho más confiada y segura. Así que es la mejor actitud que podemos tomar antes los cambios constantes de la vida.

La próxima vez que te descubras teniendo resistencia al cambio, recuerda que “No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio”, como dice Charles Darwin.

Recuerda también que lo más enriquecedor para nuestra felicidad que podemos hacer es cambiar nuestra reacción ante las cosas. Y esa es la herramienta más poderosa, pues aunque el exterior sea un reto en tu interior sentirás calma, confianza y seguridad.

Y puestos a sentir, ¿no es mejor eso?

Con cariño, Davinia.

Te invito a compartir en tus redes este artículo o dejarme un comentario!

Davinia García, Especialista en Felicidad
Coaching personal online.
Cuida tu felicidad, eres donde vas a vivir ¡siempre!

 

La foto de este artículo creo que nos ha venido como anillo al dedo: 7 pasos para vivir un día a la vez.

Para seguir leyendo os recomiendo leer sobre los beneficios del tiempo, me encanta este artículo.

Pensamiento positivo ¿No es la clave para mejorar tu vida?

Pensamiento positivo ¿No es la clave para mejorar tu vida?

Pensamiento positivo

¿Es o no es la clave para mejorar enormemente tu vida?

No existe algo tan poderoso como un cambio de percepción para resolver los problemas y el pensamiento positivo es precisamente, un cambio muy profundo y poderoso de percibir una situación.

Hay una frase muy hermosa de Paulo Coelho que dice “Optimistas y pesimistas morirán de todos modos. Pero habrán vivido de manera totalmente distinta”. Pensar de forma positiva no sólo cambiará el modo en que te sientes, el mundo entero se convertirá en un sitio distinto lleno de oportunidades.

Probablemente has escuchado desde niño sobre el pensamiento positivo pero ¿Qué es realmente ser positivo? ¿Por qué está tan de moda? ¿Para qué sirve?

En primer lugar debes saber que ser optimista no es en sinónimo de éxito, como tampoco lo es decir sí a todo. Una persona optimista es sencillamente, alguien que se siente más impulsado a emprender acciones para conseguir lo que quiere.

Ser optimista es mucho más ventajoso que el pensamiento negativo porque a diferencia de este no se centra exclusivamente en el problema o en los obstáculos, sino que resalta el mejor lado de la situación y de esta forma es mucho más sencillo lograr lo que queremos.

Piensa en el siguiente ejemplo. Imagina una persona que quiere pintar como pasatiempo, pero ante sus primeros intentos se dice “No puedo hacerlo”  “no sirvo para esto”. Probablemente esa persona desista de su idea de pintar en pocos intentos, pues sus pensamientos negativos hacen que sus acciones se frenen; no encontrará nada poderoso que lo motive a hacerlo.

El pensamiento positivo sin duda hace que una situación sea distinta.

  1. Imagina que la persona no sabe pintar pero cree que puede hacerlo. Comienza a pintar aun cuando sus dibujos son sólo garabatos, pero se siente bien pintando, cree que puede avanzar y tal vez se inscriba a algunas clases de pintura y se sienta bien disfrutando de su pasatiempo.

2. Por otro lado, considera que la persona del ejemplo sigue intentando pintar pero se da cuenta de que no es lo que realmente quiere, aun así no se frustra, mantiene su mente abierta y descubre que lo que en verdad le gusta es hacer fotografías. Entonces cree que puede probar y desarrolla el hobby ocupando su tiempo en algo que le encanta.

Quizás este ejemplo parezca irrelevante, pero piensa en lo que sucedería si en lugar de la pintura, una persona quiere otro puesto de trabajo, o una pareja estable. Desea una casa mejor, o cambiar las relaciones con sus amistades para que sean más sanas. Si los pensamientos negativos rodean a la persona sus acciones para conseguirlo se verán frenadas en algún momento.

Probablemente todos hemos escuchado que el optimismo ciega, pero lo cierto es que la negatividad también lo hace en la misma medida sólo que más destructiva. El secreto para no perder el equilibrio es ser optimista sin dejar de tener los pies en la tierra.

No es realista creer que sólo por pensar de forma positiva se solucionan los problemas o de repente el éxito llama a tu puerta. Pensar de forma positiva es la llave para todas decisiones y acciones que te sitúen en el camino. Sí es cierto que puedes hacer de cualquier inconveniente una gran oportunidad si tienes la capacidad de ver más allá del problema.

La vida está llena de momentos de alegría, pero parte de ser humanos también incluye pasar por momentos difíciles que ponen a prueba nuestra fortaleza pero que son tan necesarios para avanzar. Para enfrentar los pensamientos y emociones negativas es muy importante aprender a pensar de forma positiva incluso cuando la situación parece muy difícil o muy complicada. Recuerda que será tu llave, esa llave que abrirá una nueva puerta mejor.

El pensamiento positivo es una actitud que te impide caer en la apatía, la desesperación y la depresión frente a las adversidades y problemas. Es una herramienta muy poderosa que cambiará tu vida enormemente. Incluso puedes ayudar a otras personas a mejorar ayudándoles a ver siempre el mejor lado de la situación, sobre todo, cuando hayas aprendido a utilizar el pensamiento positivo en tu vida y a tu favor.

Con cariño,

Davinia.

¡Te invito a compartir en tus redes este artículo o dejarme un comentario!

Davinia García, Especialista en Felicidad
Coaching personal online.
Cuida tu felicidad, eres donde vas a vivir ¡siempre!

Si quieres profundizar en el tema, te invito a ver este vídeo, y prefieres seguir leyendo esta es mi recomendación 

Tomar decisiones correctas: Clase intensiva

Tomar decisiones correctas: Clase intensiva

Tomar decisiones correctas parece que es un imposible en muchas circunstancias de nuestras vidas.

Por este motivo quiero que veas que es posible bajo unos principios básicos y un sencillo entrenamiento. Quiero que experimentes por tu cuenta como es posible tomar decisiones correctas, porque considero que es el mejor aprendizaje. Piensa en qué podrías lograr que ahora está estancado si adquisieras esta habilidad. Pues bien, extraeré de las diferentes teorías, prácticas, ideas que hay en el ambiente de psicología, coaching y pnl para que aumentes tu felicidad de una forma sencilla.

Tomar decisiones cuesta.

Estoy segura de que tienes una lista de cosas pendientes que te encantaría hacer. Piensa en ella, o cógela si eres de los míos, que yo las escribo siempre. Soy la niña de las listas para todo y aún sigo haciendo la lista en papel.

Pero no quiero que pienses, recuerdes o imagines esa lista para sentirte mal. Ni mucho menos. Sólo quiero que aprendas paso a paso qué hacer.

Bien, esa lista no se hace realizad afortunadamente sólo por dos motivos. Son grandes motivos, son poderosos, pero son dos. De ellos derivarán toda clase de excusas para continuar sin hacerlos realidad, pero son dos, nada más.

Tomar decisiones cuesta: Confusión entre urgencia e importancia.

tomar deciones davinia felicidad

Lo importante y lo urgente a veces se solapan y nos crean hábitos de comportamiento erróneos o contrarios a nuestra felicidad.

Trabajas casi de sol a sol, algo lejos de casa. Y se te estropea el coche al ir a trabajar, ¿qué haces? lo más probable es que avisarás de que llegarás tarde y buscas otro medio de locomoción o llamas a alguien que te pueda acercar. El problema por la noche vuelve a aparecer. Llegas a casa casi a las 9 y coche está roto, pero nadie te puede prestar ninguno y vuelves a estar en las mismas. Conozco muchas personas que se esperaron a fin de semana, para arreglar el coche. Otras esperaron, retrasaron la tarea, dos semanas, otras más puesto que consiguieron el coche que no utilizaba un familiar.

Esto es un ejemplo de confusión de lo importante: arreglar el coche, a llegar al trabajo.

Pocas personas a quienes pregunté por este caso me contestaron, como ya llegaba tarde, fui a llevar el coche al taller lo primero y luego me busqué un transporte público para llegar al trabajo.

Otro ejemplo:

Vida sana: reservar tiempo para hacer deporte. ¿Por qué será que al final post ponemos lo que consideramos importante por lo que de repente nos parece urgente? Se me olvidó comprar X y tengo que ir, ¡Otro día sin gimnasio!

Lo urgente lo establecemos como prioritario e inmediato, lo importante no es inmediato. Nada de lo que en la vida cada uno de nosotros considera importante es inmediato sino a medio o largo plazo. Desde una dieta, la figura sana, una pareja, ascender en el trabajo, como otros tantos objetivos más, de estos que nos hacen felices, solemos darles la patada porque no los conseguimos de forma inmediata. Sin embargo esto de “el imprevisto” o lo “urgente” si lo vemos inmediato y esa inmediatez hace que no nos demos cuenta de que aquello que se nos olvidó comprar era para hacer pisto con huevos, y que sin el tomate, hacemos unas verduras con un filete a la plancha tan ricas, vamos al gimnasio y tenemos doble recompensa.

Ocurre exactamente igual con nuestras carreras en especial en situación de paro. Siempre que una persona pueda permitírselo es mejor para su vida, los resultados que desee conseguir en menor tiempo, y de la mejor forma, es que siga enfocado en lo que desea para su vida, porque lo urgente, suele no traer nada bueno. Repito, si la situación lo permite. Conozco a muchas personas que por estar mal en un trabajo han, literalmente escapado, a otro, al primero que surgió, resultando en el 90% de los casos, peor que donde estaban anteriormente. ¿Por qué ocurre esto? en otro post os prometo que lo vemos. Pero hoy no toca esto.

Pondré un último ejemplo, en este caso de relaciones sentimentales.

Muchas mujeres con las que he trabajado han practicado lo urgente: búsqueda de pareja, no sentirse solas, sentirse queridas, y un largo etcétera de motivos, versus lo importante: el tipo de pareja, proyecto de vida y valores que deseaban en su vida.

El componente común a todo objetivo importante es la paciencia y la perseverancia y se nos olvida en muchas ocasiones. Así que, ya que estamos aquí… ¿por qué no hacemos algo?

Por qué no miras tu lista y separas ahora, de forma consciente, qué es importante y qué es urgente, y recoloca la lita poniendo primero lo importante y lo último lo urgente.

Tomar decisiones cuesta: El quedar bien.

tomar decisiones felicidad davinia

El otro motivo es anteponer lo nuestro por lo de otros. Una necesidad de quedar bien, un concepto mal entendido de ser buena persona, o búsqueda de aprobación / amor. Sea cual sea el motivo o razonamiento que utilizamos para justificar nuestra forma de hacer las cosas. No está bien.

Conseguir amor, a través de quien eres tú.

Ser buena persona es hacer cosas buenas, que ayuden a los demás sin renunciar a ti. Tú eres el lugar donde vas a vivir siempre, no te cuides tú y no te cuidarán los demás. Nadie cumplirá tus cosas importantes, objetivos de vida, sueños, por ti. Así que vigila las decisiones si pones siempre a los demás delante. Porque te estás abandonando tú.

¿Quién sería el máximo exponente de “me olvido de mi”? Quizás.. una personas que es vagabundo, ¿podríamos decir? Sin por supuesto desmerecer que las situaciones por las que ha tenido que pasar son terribles y no las deseamos a nadie, ¿podría ser una imagen del máximo exponente de abandono?

Es importante tu lista, porque es tuya.

Y si de verdad queremos complacer a los demás o que nos quieran, lo primero que deberíamos hacer es, lograrla, y solicitar a nuestros seres queridos ayuda o apoyo para ello si lo necesitamos. Eso es un cambio en nuestra estructura cerebral muy importante y que merece la pena reflexionar.

A veces, buscamos un camino para la felicidad que nos hace tomar decisiones que nos separa de ella, a veces, si hacemos esa lista y la vamos cumpliendo con otra lista de tareas esto nos impulsa a tomar decisiones que nos acerquen a lograrla. La clave para tomar decisiones es hacerlas, es tacharlas de la lista como lo hacemos en el trabajo.

Este es un camino más fácil para alcanzar una mayor felicidad  y satisfacción con la vida: empezar a cumplir esa lista. Y tomar decisiones para que cuando se termine puedas crear otra nueva lista.

Repetir hasta crear esta “mala” costumbre: Hacer lo importante para ti por encima de lo urgente, sin renunciar a ser buena persona, tener en cuenta a los demás y tener amor en tu vida.

Con cariño,

Davinia.

¡Te invito a compartir en tus redes este artículo o dejarme un comentario!

Davinia García, Especialista en Felicidad
Coaching personal online.
Cuida tu felicidad, eres donde vas a vivir ¡siempre!

Las fotografías utilizadas en este post son de Mentis y Martha Debayle Y te recomiendo este vídeo sobre: el miedo y el fracaso 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies