Cambios constantes que no nos gustan, eso es lo que tenemos en nuestra vida.

Pero quiero que los cambios constantes que tengas los soluciones con el mínimo sufrimiento posible.

Es realmente difícil encontrar a una persona que le encante que su vida esté llena de cambios constantes ¿Por qué? Porque siempre buscamos tener el control, sentirnos seguros y saber qué pasará mañana. Nos gusta tener una rutina donde nos sintamos cómodos y realizados en un lugar y en un momento determinado. Nos encantaría vivir sin incertidumbre.

El post  trata sobre cómo afrontar los cambios con ilusión. y te descubro qué relación tiene  esto con el miedo, la incertidumbre y el control. Porque los cambios realmente ¡no nos gustan!.

Hemos hablado en este blog del miedo como una emoción básica que viene de situaciones inciertas y de cómo podemos ponerlo a nuestro favor. Hoy dirige tu mente y corazón a que lo mejor que puedes hacer ante cambios constantes es controlar tu interior. Que es lo único que puede asegurarte esa felicidad tan anhelada.

Para empezar, hablemos de la incertidumbre:

Cuando vas a cambiar un coche por ejemplo. Quieres, ¡necesitas! un coche nuevo. Perderás ese antiguo coche que tienes, que ya conoces y sabes cómo funciona. Pero este nuevo coche ¿Te saldrá bien?. Esa duda es la que principalmente nos preocupa. ¿Saldrá bien?. Ante lo nuevo uno duda siempre. Sea un corte de pelo lo que quieras cambiar, un coche, de trabajo, amistades o ciudad donde desees vivir.

De ahí el refranero… Más vale malo conocido que bueno por conocer.

Para la mayoría de personas la incertidumbre genera estrés; significa que no sabemos qué va a pasar con ese cambio. Es el no saber a ciencia cierto lo que produce esa sensación de estrés o miedo, porque sentimos que no podemos controlar lo que ocurra.

Eliminar la resistencia al cambio es probablemente lo único que te garantizará tranquilidad verdadera ante situaciones que no puedas controlar. De la misma forma, afrontar los cambios con ilusión es una gran herramienta de crecimiento personal que te producirá un mayor bienestar. Ya sea que el cambio provenga del exterior, por ejemplo, te despiden, o sea algo que tú mismo generaste: te vas a otro trabajo.

Si bien tienes que trabajar con esa resistencia cuando el cambio es impuesto desde el exterior también debes trabajarla cuando el cambio es interior ¿Por qué? Porque el miedo está presente aún cuando nosotros queremos cambiar algo, pues sabemos que vamos a perder algo y no sabemos si la jugada nos saldrá como esperamos.

¿Cómo enfrentamos la resistencia al cambio ya sea que vengan del exterior o de nuestro interior?

Con ilusión o para los más espirituales, con la fe. Pensando que eso que cambió es una oportunidad para nosotros y que en poco tiempo podemos controlarlo.

La vida puede ser una oportunidad o todo lo contrario, un constante encontrar muros que bloquean tus pasos. Esta es la verdadera importancia de afrontar los cambios con ilusión o fe, creer que será algo positivo para ti.

Quiero que reflexiones en este punto.

Cuando no te has resistido a un cambio interno o externo, ¿esto no te ha llevado más rápidamente a donde querías ir?

Recuerdo una historia de una joven llorando a su amigo por una relación de con hombre que no salía bien. Se sentía rara y frustrada porque creía que había avanzado para no caer en el mismo prototipo ¡otra vez nooooo! Esto la ocurrió dos semanas después de empezar a verse con él. Ella no sabía que había averiguado muy rápido el tipo de persona con la que no estar. Ese era el avance. Saber rápido quien sí y quien NO. La siguiente persona que encontró fue literalmente el amor de su vida. Hoy continua la historia de amor.

Reflexiona, quiero que encuentres tu forma, tus referencias, tu camino.

Cambiamos de tercio.

Piensa en cómo te percibes, sientes y ves cuando estás ilusionado ¿Qué piensas de ti? ¡Tú brillas más! Eres más positivo, te atreves a hacer más cosas y esas cosas a las que te atreves suelen salirte bien. La imagen que tienes de ti es mucho más confiada y segura. Así que es la mejor actitud que podemos tomar antes los cambios constantes de la vida.

La próxima vez que te descubras teniendo resistencia al cambio, recuerda que “No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio”, como dice Charles Darwin.

Recuerda también que lo más enriquecedor para nuestra felicidad que podemos hacer es cambiar nuestra reacción ante las cosas. Y esa es la herramienta más poderosa, pues aunque el exterior sea un reto en tu interior sentirás calma, confianza y seguridad.

Y puestos a sentir, ¿no es mejor eso?

Con cariño, Davinia.

Te invito a compartir en tus redes este artículo o dejarme un comentario!

Davinia García, Especialista en Felicidad
Coaching personal online.
Cuida tu felicidad, eres donde vas a vivir ¡siempre!

 

La foto de este artículo creo que nos ha venido como anillo al dedo: 7 pasos para vivir un día a la vez.

Para seguir leyendo os recomiendo leer sobre los beneficios del tiempo, me encanta este artículo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Me encantaría que fueras lector de la Felicidad

Al suscribirte a mi Newsletter disfrutarás de mucho más que de contenidos ¡PROMETIDO!

Bienvenido ¡querid@ lector! Gracias por suscribirte a la Felicidad.