Cambiar tu vida. A veces se necesita, a veces caminamos contracorriente, otras no vemos el final que queremos, y otras pensamos simplemente que podemos hacerlo mejor, para eso está este artículo ->

Lo más probable es que al igual que muchas personas, quieres cambiar tu vida para poder disfrutar más de lo que es importante para ti, como tener mejores relaciones, quizás más bienes materiales o dedicar más tiempo a cumplir tus objetivos.

Constantemente estamos creciendo, nuestra creatividad e imaginación sirven para eso, para ver más oportunidades –como dije en otro de los artículos que ya he publicado, te dejo el enlace aquí abajo– y también sirve para soñar con las cosas que anhelamos.

Imaginar nuestros sueños nos inspira a hacer lo que queremos y a disfrutar lo que nos gusta hasta que nuestras obligaciones nos frenan. La realidad es que tenemos X horas para el trabajo, responsabilidades y cientos de cosas por hacer, así que siempre postergamos aquellas cosas que nos hacen un mayor bien.

Como tenemos en nuestro día a día quehaceres que nos comen, nos llenamos de frustraciones pensando en todo lo que deberíamos hacer, “Debería hacer esto, ir a tal sitio, llamar a…” Todos esos “debería” son formulaciones de algo que creemos que es importante hacer pero que no lo estamos haciendo.

Al no hacer lo que queremos llenamos nuestra vida de pequeñas frustraciones, de pequeños chascos porque con nuestro empleo, con lo cansados que nos sentimos al final del día y con todas nuestras obligaciones, perdemos el foco de nuestra atención, así que la discrepancia que existe entre nuestra realidad y lo que esperamos en función de lo que soñamos, es cada vez mayor.

Por este motivo siempre estamos buscando un camino que nos lleve a alcanzar nuestros sueños, porque es lo que todos deseamos, por eso quieres cambiar tu vida, pero ¿Cómo podemos convertir esos “Debería” que tanto nos gustaría que fueran posibles en nuestra realidad?

Lo primero de todo es entender el significado de las palabras con las que nos hablamos y con las que le hablamos a los demás. El “Debería” es algo que quiero hacer pero que tiene un freno, eso es lo que estamos afirmando cada vez que decimos hacia adentro o hacia afuera “Yo debería”, “Yo debería ir al médico, cortarme el cabello, ir al gimnasio”.

Cuando entendemos que el significado de la palabra es que yo estoy afirmando algo que me gustaría hacer y a la vez lo estoy haciendo en un tiempo verbal que no se corresponde, que es el freno, entonces podemos empezar a transformar positivamente nuestra vida.

¿Eso significa que lo correcto es sustituir el “Debería” por “Debo”? No y sí, el  “debo” no, el “debo” y el “tengo” son nuestras obligaciones mientras que el “quiero” y “me encanta” no solamente responden a nuestros deseos sino que lo hacen en tiempo presente, acercando la imaginación a nuestra realidad.

Cambia el “debo” y el “tengo”, el “tendría que” y el “debería” por un tiempo presente de dos verbos, más agradecidos, motivadores e inspiradores “quiero” o “me encanta”. Para poder cambiar tu vida, en vez de decir “debo ir al gimnasio”, “debo ir a ver esta película”, “debería quedar con esta persona”, utiliza “me encanta quedar con esta persona”, o “quiero ir al gimnasio”.

Cuando realizamos esta transformación le enviamos a nuestro cerebro unas indicaciones que se centran en lo que queremos conseguir y el presente nos lo atrae en primera persona. También modificando nuestro estado de ánimo, creo que un estado de ánimo más positivo, más motivado hacia hacer lo que queremos, podría llevarnos a conseguirlo antes y mejor.

Con cariño, Davinia. Hasta el martes próximo!!

¡Te invito a compartir en tus redes este artículo o dejarme un comentario!

Davinia García, Especialista en Felicidad
Coaching personal online.
Cuida tu felicidad, eres donde vas a vivir ¡siempre!

La fotografía de este artículo es de mejor con salud.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Me encantaría que fueras lector de la Felicidad

Al suscribirte a mi Newsletter disfrutarás de mucho más que de contenidos ¡PROMETIDO!

Bienvenido ¡querid@ lector! Gracias por suscribirte a la Felicidad.